Abrimos la tumba

En un momento de locura y ansia por encontrar el tesoro, decides sacar tus herramientas y comienzas a abrir la tumba.

Encuentras el cuerpo degradado de Amaro Pargo, y al lado de su esqueleto se encuentra un papel muy antiguo.

Además encuentras los cuerpos de algunos niños muy pequeños. Dice la historia que aquellos niños que morían antes de que pudieran ser bautizados, eran enterrados junto a una persona importante, para que les guiase en su camino en el más allá.

Buscando entre los restos encuentras un pergamino. Lo abres y lo lees:

¿Te has fijado en esos símbolos? También aparecen en algunos de los elementos que te has ido encontrando por el camino… Seguro que los usaremos más adelante.

¿Qué quieres hacer ahora?